domingo, 4 de noviembre de 2012

Amarte...

Amarte...

Más que jugar con mis dedos sobre tus rodillas,
Más que contemplar la luna juntos,
Más que abrazarnos y ver como el río pasa,
Amarte es mucho más que todo eso...

Más que estar el uno al lado del otro,
Más que reírnos y perdernos por la noche,
Más que hablar y mirarnos,
Amarte es mucho más que todo eso...

Más que inspirarme en frías noches,
Más que provocarte y que me provoques,
Más que soñar y diseñar nuestro futuro,
Amarte es mucho más que todo eso...

Más que usar todas las letras, palabras, idiomas,
Más que escribirte, cantarte, mojarte,
Más que todo esto y todo aquello,
Porque amarte, es mucho más que todo eso...

Amada mía...


Amada mía...

Quisiera escribirte versos que te llegan al corazón, 
versos que toquen tu alma para así, poder demostrarte cuán enamorado estoy de vos...

Amada mía...
Si bien en el fondo son solo palabras, te aseguro que cada una de ellas
 en cierta forma traducen lo que mi corazón siente por vos...

Amada mía...
Tantas noches sin ti, pero pensando en ti,
llamándote con mis pensamientos, pidiendo por vos en mis oraciones...

Amada mía...
No sé si será culpa del duende, de mi decisión o de lo que siento por vos, pero en noches como estas,
 quisiera estar a tu lado, para recitarte las palabras que me brotan...

Amada mía...
Si me preguntaran cuál es mi profesión, a qué me dedico, diría que mi profesión y dedicación es amarte...

Amada mía...
Tantas veces se habrá usado la palabra amor, sin embargo, yo quisiera usarla, una vez más,
sin miedo a desgastarla diciéndote: te amo... amada mía...

Parecen años...


Parecen años...

Los momentos que pasamos juntos,
Las risas que reímos, los besos que nos dimos,
Los caminos infinitos que recorrimos,
Parecen años.

Soñar contigo despierto y dormido,
Llenar mi alma con la perfección de tu sonrisa,
Jugar juntos al borde de un precipicio,
Parecen años.

Escucharte en la distancia y sentirte cerca,
Verte a través de una ventana imaginaria,
Contarte como la tierra siente mis pasos,
Parecen años.

El tiempo pierde la razón cuando intenta calcularnos,
Los relojes se confunden cuando cuentan nuestras horas,
Lo nuestro no tiene una medida común,
Simplemente porque parecen años.

Quiero...


Quiero...

Que las horas que pasemos juntos sean infinitas,
Que los minutos tengan mil segundos,
Que los relojes se detengan y luego vuelvan a girar,
Que los días no transcurran y la semanas no cuenten.

Que nos bebamos el uno al otro,
Que tus labios y mis labios se roben mutuamente,
Que tus caricias y las mías se confundan por las noches,
Que tus abrazos y los míos se encuentren fácilmente.

Que mis palabras puedan expresar lo que siento,
Que mis manos puedan escribir lo que dicta mi corazón,
Que mis ojos puedan dejar de mirarte,
Que tu sonrisa deje de ser mi vicio.

Que nos mezclemos como dos colores,
Que nos perdamos por rutas desconocidas,
Que nos acompañen siempre notas musicales,
Que naveguemos eternamente juntos por un río.

Quiero darte...


Quiero darte...

Una playa para que te acaricie tu cuerpo con sus arenas,
Un cielo para que te hagan compañía la luna y las estrellas,
Un desierto para que mis besos apaguen tu sed,
Una montaña para que la escales y me encuentres en la cima.

Una docena de canciones para que las escuches y me sientas,
Un montón de besos y caricias por tu espalda, para que tiembles,
Un millón de rosas, para que adornen tu jardín,
Una vida de amor, para que la vivas conmigo.

Unas rutas sin mapa, para que nos perdamos en ellas,
Un campo infinito, para mimarnos bajo una noche tibia,
Unos días con veintisiete horas para disfrutarnos,
Un río para juntos remarlo y recorrerlo.

Un microscopio, para que mires mi corazón y te veas,
Un virus con mi nombre, para estar todo el día en tu cuerpo,
Todo lo que tenga, todas mi horas, todos mis días,
Para que seas feliz, para que te robe una sonrisa.

Quisiera un clon...


Quisiera un clon...

Para poder ir a visitarte y dejarlo a él aquí,
para entrar a tu pieza como un intruso,
recorrerte de pies a cabeza con mis manos,
para comerte a besos.

Para que día y noche componga canciones para vos,
para que luego yo te dedique las mejores,
comprándote mal con melodías que él crea,
y robarte uno que otro beso.

Para que él vaya a trabajar mientras yo,
paso todo un día encerrado contigo,
conociendo cada rincón nuestros cuerpos,
mostrándonos nuestras almas.

Para que él al verte me reclame,
porqué no puede encontrar alguien así,
y yo sin dudar le responderé,
que vos sos única y mía.

Siento...


Siento...

Como mi corazón te pertenece,
como te necesito a mi lado,
como lo nuestro crece,
como unos meses son más que suficientes.

Siento...

Nuestros códigos de amor,
Nuestros momentos juntos abrazados,
Nuestros sueños haciéndose realidad,
Nuestros cuerpos dando vueltas.

Siento...

Que tus ojos me hipnotizaron,
Que tu sonrisa me llena y anima,
Que todas las canciones me conectan contigo,
Que me faltan palabras para decirte lo que siento.

Siento...  

Nuestras manos jugando con nuestras espaldas,
Nuestras ropas cayendo al suelo,
Nuestras lunas y estrellas juntas,
Nuestras vidas juntas para siempre.